Los misterios del orgasmo femenino













El neurólogo holandés Gert Holstege defiende que muchas mujeres no alcanzan el clímax al ser incapaces de desactivar el hemisferio izquierdo de su cerebro.

Durante el orgasmo se desactiva el hemisferio izquierdo del cerebro y se activa el derecho: ese detalle explicaría, según el neurólogo holandés Gert Holstege, por qué muchas mujeres no son capaces de llegar a ese momento, según informa este miércoles el periódico holandés De Volkskrant en su edición digital.

Holstege, experto del Centro Médico de Groninga, en el norte de Holanda, acaba de divulgar esta conclusión tras un estudio específico presentado el martes en la Fundación para estudios del cerebro (Hersenstichting) de Holanda, con sede en Utrecht, en el centro del país.

El neurólogo sostiene que las mujeres no son capaces de desactivar su hemisferio izquierdo durante el acto sexual, cosa que les impide alcanzar el orgasmo. Esto conlleva que no se "liberen" del todo de la "prisión" de sus pensamientos: un obstáculo para llegar al clímax, sostiene Holstege.

El experto holandés llevó a cabo su estudio mediante sistemas de escáner PET en un grupo de voluntarios heterosexuales (hombres y mujeres) que fueron estimulados de diversas maneras hasta lograr orgasmos "de laboratorio". A través de este sistema, Holstege obtuvo precisas imágenes de contraste del cerebro.

"Los resultados son bien curiosos. El fenómeno de la desconexión resulta especialmente interesante. En realidad, la conclusión es que mientras practicas el acto sexual, el secreto (del orgasmo) estaría en dejar que tus pensamientos floten libremente.

Si mientras estás 'en faena' se te ocurre pensar: ¡caramba se me olvidó comprar la leche para mañana!, pues al final no habrá 'chispa'", comenta Holstege.

El neurólogo no lo duda: el hecho de que muchas mujeres no consigan el orgasmo, está relacionado directamente con que no logran desactivar su hemisferio cerebral izquierdo.

Entre el 18 y el 20 por ciento de las mujeres en todo el mundo sufren de desórdenes de este tipo (Hypoactive Sexual Desire Disorder, HSDD, por su descripción exacta en inglés).

Significa, en realidad, que no sienten apetito sexual y lo viven como un verdadero problema que condiciona radicalmente sus vidas", comenta el experto.