El juez imputa a la infanta Cristina por blanqueo de capitales y delito fiscal

 

La Infanta nunca habia pagado impuestos.

Es una Buena Noticia que un juéz mida por el mismo rasero a la gente de sangre azúl y de sangre común y roja, y a la vez esta es una noticia sorprendente en un país donde lo corriente es que la justicia sea dura con los débiles y permisiva con los poderosos. Con noticias así podemos recuperar la esperanza de que las cosas empiecen a cambiar de una vezs en nuestro país.

La hija del Rey ha sido citada a declarar en Palma de Mallorca el próximo 8 de marzo

El magistrado le atribuye delito fiscal y blanqueo de capitales de los negocios de su esposo



El juez José Castro ha decidido imputar a la Infanta Cristina de Borbón por los delitos de supuesto blanqueo de capitales en la gestión y manejo de fondos sospechosos generados por los negocios sucios de su esposo Iñaki Urdangarin y contra la Hacienda pública. En un auto de 227 folios, el magistrado cita a la hija del Rey a declarar el próximo 8 de marzo a las diez de la mañana en Palma de Mallorca, en el marco del sumario por supuesta corrupción del caso Urdangarin, también llamado caso Nóos. 

El instructor señala en el auto que doña Cristina "ha intervenido, de una parte, lucrándose en su propio beneficio y, de otra, facilitando los medios para que lo hiciera su marido, mediante la colaboración silenciosa de su 50% del capital social, de los fondos ilícitamente ingresados en la mercantil Aizoon procedentes de los lucrados por la Asociación Instituto Nóos de Investigación de las arcas públicas de las Comunidades Valenciana y Baleares”.
En esta causa se investiga por malversación de caudales públicos al yerno de don Juan Carlos, Iñaki Urdangarin, y a su exsocio Diego Torres. Ambos están bajo sospecha judicial tras embolsarse 5,8 millones de euros a través de su Instituto Nóos –que se definía "sin ánimo de lucro"- en sus tratos con los Gobiernos de la Comunidad Valenciana y de Baleares, ambos del PP. El fiscal anticorrupción Pedro Horrach, que no ha visto elementos para implicar a la Infanta, pedirá más de 12 años de cárcel para su esposo por los supuestos delitos cometidos, entre ellos dos delitos fiscales.

El juez Castro ha estado nueve meses centrado de manera casi exclusiva en reconstruir un retrato de la vida financiera y tributaria de Cristina de Borbón, ha rastreado sus cuentas, tarjetas, facturas y gastos, sus propiedades y declaraciones fiscales. En la causa existe una biografía completa de la actividad económica privada de Cristina de Borbón entre 2002 y 2012. En el auto, el juez sostiene que existen indicios penales suficientes para contrastar directamente con la protagonista los hechos y su supuesta responsabilidad penal.

La citación de la también duquesa de Palma –que no tiene un foro especial ante los tribunales- la efectúa el juez con la oposición abierta de la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía del Estado, el abogado de Urdangarin y su propio defensor. El fiscal y los letrados exoneran a la hija del Rey y sostienen que ella no participaba en las actividades de la empresa de esposo e ignoraba todos los detalles financieros. Tan solo el sindicato ultra Manos Limpias reclama la implicación penal de la hija del Rey.

El País