Contra la depresión, botellita de endorfinas

La actividad física tiene un reconocido efecto terapéutico. Es el mejor antídoto para el dolor de cabeza, estrés, mal de amores y hasta trastornos psicológicos

 
 
ALFREDO ROLDÁN

Body Combat, una de las opciones con efecto terapéutico y liberador. Para generar un acostumbramiento saludable.


En el día a día de cada uno de nosostros se suceden un sinfín de situaciones que van haciendo que nuestro ánimo se meta en un laberinto del que es difícil escapar. Según el punto de vista de cada uno puedn ser temas de solución sencilla o bien el fin del mundo.

Cada persona tiene diferente capacidad de resolución y toma de decisiones. En cualquier caso, aunque tapemos o pongamos la basura bajo la alfombra nada va a cambiar por sí solo. Levantarte cada mañana con la invariable premisa de que nada ni nadie te arruine un solo momento de tu vida es una empresa difícil pero también un hermoso desafío.

Hace unos dìas una alumna definió su clase de gimnasia como una botellita de endorfinas. Me contó que no venía con el mejor de los ánimos y que ponerse en marcha la hacìa sentir muy bien.

Hormonas del placer

Cuando doy una clase de Body Combat les inculco a mis alumnos el efecto terapéutico y liberador que tiene esta disciplina. Les pido que en el caso de que tengan ganas, corporicen a las personas molestas delante de cada uno de ellos y aprovechen a pegarles y liberen su furia.

Los incito a gritar con cada patada o cada rodillazo para liberarnos de cada vez que quisimos gritar en el día y no pudimos hacerlo.

Si estamos en las clases de spinnig les pido que si tiene bronca, la trasladen a alas piernas y pedaleen hasta que escasee de aliento. Y que si están empezando a pensar en que no dan más.... ¡piensen en otra cosa! En las clases de gimnasia localizada la idea es que cada parte del cuerpo reciba un estímulo tal que no puedan pensar en otra cosa más que en lo que están haciendo.

Cada clase tiene su magia. Cada clase tiene su botellita de endorfinas, que puede ser tan grande como las ganas que le pongas.

Los profesores y los personal trainers tenemos el placer y la responsabilidad de que durante una hora nos convertimos en los proveedores exclusivos de endorfinas con las cuales podemos cambiarte el día. Estas hormonas del placer, que actualmente se movilizan en tan pocas oportunidades, son fundamentales para el bienestar de cada uno de nosotros.

Tenemos la estupenda misión de hacer de cada clase un show único e irrepetible que genere adicción. Que haga que verdaderamente forme parte de tu agenda y que lamentes cada clase que te perdés.

No somos magos ni hechiceros pero ponemos lo mejor para que cada hora sea de pleno disfrute, el mejor antídoto para tu dolor de cabeza, tu mal de amores o tu estrés laboral, somos el antidepresivo más ecológico. No te solucionamos los problemas pero renovamos tu energía para que transformes tu ceño fruncido en la mejor sonrisa.

En definitiva, vale la pena repetirlo: entrenar sólo se trata de sentirse mejor. No pierdas más tiempo: tu botellita de endorfinas está esperando que vayas a buscarla.


* Alfredo Roldán es Personal Trainer, Director de Personal911, Profesor de gimnasia para la tercera edad, Instructor de Fitness en Gimnasio Olimpo de Vicente López, Gimnasio Ten de Martínez y Ateneo Taborín de Villa Urquiza; personal911@hotmail.com.

http://www.clarin.com/