Catalunya; pasión por Cuba

José Julián Martí Pérez (La Habana, Cuba, 28 de enero de 1853 – Dos Ríos, Cuba, 19 de mayo de 1895) fue un político republicano democrático, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano de origen catalán y canario, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria. 

Paseando por cualquier pueblo costero catalán se puede observar la gran influencia arquitectónica cubana de las casas mas antiguas (e incluso algunas modernas). Y es que muchos cubanos que prosperaron en los tiempos coloniales se instalaron en Catalunya.


La mezcla de familias catalano-cubanas se advierte en los apellidos de los ciudadanos de ambos lados, y en anécdotas tan curiosas como que el padre de la patria cubana y latinoamericana, José Martí, era de origen catalán, o que la esposa de Che Guevara, que aún vive, tambien tiene apellidos catalanes.


 

Pero no solo se mezclaron sangres, sino también culturas, ritmos y tradiciones. Asi en Catalunya las habaneras son parte del arraigo tradicional catalán, presentes en todos los festejos, reviviendo melodías y estilos cubanos en las voces sobre todo de grupos musicales vinculados a los pueblos pescadores.


Recuerdos cantados de viviencias y añoranzas de las tierras cubanas; de tristeza, de amores presentes en el recuerdo, de paisajes que permanecen en la memoria.


En la época postcolonial los catalanes, históricamente muy dados a eso, desembarcaron después que lo hicieran los soldados del Rey español, para comerciar, construir y buscar una nueva vida en el nuevo mundo. Allí añoraban su patria catalana pero también hacían suya la nueva tierra que ya lo era de sus hijos.


 

Así pués la colonización catalana fue sin armas,construyendo fábricas y emprendiendo negocios, sobre todo comerciando con azucar, ron y tabaco.


En nuestro vocabulario intercambiado se quedan aqui en España la frase recurrente de "Mas se perdió en Cuba" pronuciada siempre cuando hay que conformarse con una pérdida, frase referida a la retirada española tras la independencia y alli quedán frases como "Dios mío, quien fuera blanco, aunque fuera catalán!".


Los catalanes llevaron tejidos, aceite, vino y aiguardente, aunque tambien se llevaron  esclavos.


Todavía perduran en algunas industrias apellidos catalanes, como Bacardí en el ron y Gener y Partagàs en el tabaco. 

 

Fortunas como las de Josep Xifré, Antoni López y López o Joan Güell, hazañas en buena parte en Cuba, ayudaron a la capitalización de la industria catalana de la segunda mitad del siglo XIX.


En la cultura cubana influyeran catalanes como Marià Cubí (que, el 1831, dirigíó la "Revista Bimestre Cubana", en La Habana), Francesc Camprodon (que publicó sus Poesías, algunas encatalán), el jesuita Benet Viñas, fundador del observatorio astronómicode La Habana, y Claudi Minó, catedrático de la universidad de La Habana. 


Junto a los capitanes generales catalanes Francesc Dionís Vives (1823-31), Marià Rocafort (1932-33) y Emerencià Weyler (1896), que sedistinguieron por la represión del movimiento independentista cubano, Antoni Maria Claret, arzobispo de Santiago de Cuba del 1849 al 1857, denunció los malos tratos que sufrieron los esclavos negros y la corrupción de algunas autoridades, y Frederic Capdevila fue el defensor de los estudiantes cubanos fusilados el 1871. 


Algunos de los dirigentes independentistas eran catalanes o de ascendencia catalana: José Martí, Bartolomé Massó, Tomàs Gener, Antoni Giberga o Josep Miró y Argenter.


Las asociaciones catalanas en Cuba han sido muy numerosas;  el Club Catalán de La Habana, el Centro Balear, el Grupo Nacionalista de Santiago de Cuba, y, especialmente, la Sociedad de Beneficencia de Catalunya, fundada el 1841, la más antigua de la isla. 


Con el movimiento catalanista, muchos de estos grupos se politizaron y convocaran, bajo la presidencia de Francesc Macià, la Asamblea Constituyente de La Habana (1928), en la cual se redactó la Constitución Provisional en Catalunya. fueran celebrados también los Juegos Florales de la Lengua Catalana (La Habana, 1941). La prensa publicada en catalán ha estado: doce revistas en La Habana, dos en Guantánamo y seis en Santiago de Cuba ("La Gresca", ya el 1896); destacando especialmente "El Honrado" (1892), "La Nueva Catalunya" (1908-25),"Vida Catalana" (1914-22) y "València" (1916). 


En Catalunya los indianos que progresaron y se arralaron construyeron sus hogares, pero tambien aportaron a la comunidad hospitales y servicios que perduran en nuestros tiempos. 


Cuba esta aún presente en las tierras catalanas con su legado y Catalunya lo mismo con todo lo que quedo de los catalanes en el viejo continente. 


Y en tiempos convulsos de las guerras españolas Cuba recibió a los exiliados españoles, y de forma especial a los catalanes, quienes en toda pérdida democrática tambien perdian su derecho a expresarse y a sentirse en catalán, derecho que por lo menos era reconocido en los periodos democráticos (tan cortos en una España gobernada históticamente y mayormente por monarcas absolutistas o por dictaduras militares).


Los exiliados catalanes en Cuba no se puede decir que se inspiraran en la bandera cubana, sino que directamente la copiaron para crear una bandera que representara una Catalunya Independiente o federada con España (según se negociará en su momento). 


Artistas como el catalán Joan Manuel Serrat o el cubano Silvio Rodriguéz se prendieron de ese amor correspondido,de los dos lados son queridos aqui y allá y se influenciaron mutamente.

 


Aqui esta el ejemplo claro del inmenso parecido de ambas enseñas:

 

De algún modo la independencia de Cuba respecto a España en 1898, generó una herida en el reino español que los independentistas catalanes pretendían homenajear al crear un "clon simbólico" de la bandera de Cuba, por que para ellos dejar aquel país no era dejar una tierra conquistada, sino una tierra en la que habían decidido emprender una nueva vida, un país que habian elegido sería su nueva patria.


Otra comunidad española mayoritaria y muy arraigada en Cuba fue la gallega, tanto es asi que popularmente a todos los españoles allí les llaman "gallegos".(costumbre extendida en otros países latinoamericanos)


Joan Baeza



Árticulo dedicado especialmente a Miriam Alvárez, mi amiga cubana.