Una niña de 6 años, enferma de cáncer, que vivía en la calle, ya tiene un hogar


Las casas de sus padres y sus abuelos fueron sucesivamente demolidas por el ayuntamiento en un plan antichabolismo

Amnistía Internacional recogió 35.000 firmas en demanda de una vivienda digna para la chiquilla y sus familiares

  AMILA PINZÓN / Madrid

Shakira ya no dormirá en la calle. El Ayuntamiento de Madrid ha ofrecido este viernes un piso para realojar a la familia de esta niña de 6 años enferma de cáncer, cuyo caso ha causado conmoción y ha generado una campaña de Amnistía Internacional que ha reunido más de 35.000 firmas en demanda de una vivienda digna para ella.

  El barrio de Madrid donde vivía Shakira, la niña con cáncer.
El barrio de Madrid donde vivía Shakira, la niña con cáncer.
Hasta el pasado mes de julio, la niña vivía en casa de sus abuelos, junto a sus padres y hermanos, después de que su vivienda en el poblado de Puerta de Hierro fuera derribada por el ayuntamiento en el marco de su programa de erradicación del chabolismo. Pero la casa de su abuela, Milagros Echevarría, corrió la misma suerte, y desde entonces Shakira y su familia han vivido en furgonetas y tiendas de campaña esperando a que el ayuntamiento los reubicara.

La nueva vivienda se adjudicará a Antonio, el abuelo, puesto que según el consistorio los padres de Shakira no cumplen los requisitos. El papeleo todavía retrasará unos días el acceso de la familia a la vivienda, en el distrito de Tetuán.

Dos operaciones en una semana

Mientras, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha ofrecido alojamiento a Shakira en la sede del Samur Social, pero, la familia ha declinado la propuesta después de ver las instalaciones del centro. "Se lo agradecemos al Ayuntamiento, pero la niña no se quedará aquí. No pedimos un palacio, pero mi nieta no está en condiciones de compartir los baños y el comedor con muchas personas. La han operado dos veces en una semana y está muy débil. Tiene puntos en la cabeza y en el estómago, y necesita estar en un sitio limpio, con las condiciones necesarias para su recuperación", ha afirmado Milagros. Por el momento, tras las operaciones ha quedado alojada en casa de su otra abuela.

Apenas unos días después de la demolición de su casa, Shakira empezó a ver borroso y a tener dolores de cabeza. "Pensamos que podía ser una gripe", ha explicado su abuela. Pero era un tumor cerebral. La niña ha regresado este miércoles de Pamplona, después de que una colecta entre familiares y vecinos logró reunir el dinero para hacerle una biopsia en el Hospital Universitario de Navarra.

La primera cirugía se complicó y hubo que volver a intervenirla. "Los médicos han determinado que el tumor no es operable, y que la niña requiere cuidados especiales y se encuentra en estado crítico", ha informado Mercedes Jiménez, portavoz de AI.

Más derribos que realojos

El programa del Ayuntamiento consiste en derrumbar todas las construcciones ilegales que se asentaban en el poblado Puerta de Hierro y realojar a las familias en otras zonas de la ciudad. Sin embargo, después de la demolición de 54 chabolas, solo 16 familias están reubicadas. En total son 300 las personas desalojadas y 72 los niños que viven en la intemperie, sobre los escombros de lo que fue su casa.