Científicos catalanes descubren cómo atacar a células cancerosas que resisten la quimioterapia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 





Dos investigadores catalanes que trabajan en el Hospital Mount Sinai de Nueva York han descubierto un mecanismo que permitirá atacar a las células madre tumorales, consideradas el talón de aquiles del cáncer, ya que son las   principales responsables del desarrollo de resistencia a la  quimioterapia.


El oncólogo Josep Domingo-Domènech y el jefe de departamento de Patología del centro
estadounidense, Carlos Cordón-Cardó, que también es el presidente científico de la compañía biomédica Althia, han publicado los resultados de su investigación en la revista 'Cancer Cell'  y consideran que supondrá "un nuevo y esperanzador paradigma de tratamiento para los pacientes oncológicos".


Modelos celulares

Su investigación se ha centrado en el cáncer de próstata, donde han descubierto cómo la célula madre participa de forma activa en el proceso de resistencia a la quimioterapia y en la progresión tumoral.

Para ello, generaron modelos celulares de resistencia a la quimioterapia de cáncer de próstata que dieron lugar al descubrimiento de una población celular indiferenciada que expresa marcadores de desarrollo embrionario y tiene las funciones de célula madre tumoral. Esta célula es la única que tiene capacidad de iniciar tumores y de dar lugar a la heterogeneidad celular que se observa en las enfermedades neoplásicas.

Probabilidades de recaída

El estudio también ha identificado por primera vez como la célula madre tumoral de cáncer de próstata es responsable de la adquisición de resistencia a la quimioterapia. La célula madre tumoral es viable y es capaz de dividirse cuando está expuesta a quimioterapia, mientras las células diferenciadas mueren.

Además, resultados preliminares sugieren que el número de células madre en un tumor se asocia con el pronóstico del paciente. De este modo, los pacientes con un porcentaje de células madre más elevado tienen una mayor probabilidad de recaída en la enfermedad, mientras que los pacientes con un bajo número de estas células tienen un mejor curso clínico.

Terapia combinada

En este estudio, asimismo, se ha definido una nueva estrategia terapéutica para los pacientes con cáncer de próstata, que consiste en la combinación de quimioterapia con inhibidores selectivos de las vías de señalización embrionarias Notch y Hedgehog.

La quimioterapia suele eliminar las células tumorales diferenciadas, mientras que los inhibidores de las vías de señalización embrionarias eliminan la célula madre tumoral. Con esta combinación terapéutica, se consigue eliminar la célula que sobrevive a la quimioterapia, uno de los retos más importantes en la lucha contra el cáncer.

Tratar la causa y no los síntomas

Los autores aseguran que este estudio abre nuevas vías de conocimiento, aplicables también a otros cánceres comunes, para entender mejor los procesos biológicos relacionados con el inicio de tumores, la resistencia a terapias convencionales y el desarrollo de metástasis que no responden a tratamientos estándares

Es más, según apuntan, el descubrimiento de esta población celular y su mejor caracterización puede derivar en el desarrollo de nuevas pruebas de diagnóstico precoz, tests de pronóstico y estrategias terapéuticas que permitan tratar el cáncer no por sus síntomas sino por su causa.