Internet inicia la mayor ampliación de su historia

El boom de ordenadores y dispositivos móviles lleva a renovar el sistema de direcciones de la red con el protocolo IPv6



CARMEN JANÉ / Barcelona
  Imagínese un parque de automóviles que hubiera pasado de 0 a 1.000 en poco tiempo, y que hubiera que numerarlos. Y que como nadie había pensado que el coche iba a ser tan popular, solo tuviera matrículas para algunos, por lo que muchos tenían que compartir los números existentes. ¿Cuál sería la solucíón? Pues o eliminar coches --que no parece muy sensato-- o ampliar matrículas.
Vint Cerf explica el protocolo IPv6 de internet. GOOGLE
Esto es lo que ha pasado con Internet, que hoy vive su iPv6 Launch Day, o lo que es lo mismo, la puesta en funcionamiento de una tecnología que permitirá que todos los dispositivos que se conecten en los próximos años tengan su propia dirección IP (protocolo de transmisión en internet, según sus siglas inglesas), su matrícula en la Red. Sin ellas, sería imposible que un ordenador, un móvil, una tableta o una máquina conectada (un sensor, un dispensador de bebidas o una antena, lo que se llama el "internet de las cosas") se relacione con otras y pudieran acceder a una web, enviar un correo electrónico o recibir una instrucción.

"Internet se diseñó en 1973 y se lanzó en 1983 como un experimento. Asignamos direcciones suficientes para 4.300 millones de dispositivos, lo que nos parecía que iba a ser espacio para siempre, pero ese experimento nunca acabó", explica Vint Cerf, uno de los diseñadores del protocolo de transmisión en internet y actualmente ejecutivo de Google.

Los padres de la teoría de las infraestructuras de la red --Cerf, Larry Roberts y Robert Kahn-- tampoco podían imaginar que el tráfico móvil vaya a triplicar el tráfico fijo para el 2016, según Cisco, ni que pueda alcanzar los 10.000 millones de dispositivos, más que los 7.300 millones de personas que hay en el planeta.

Este protocolo se llamó IPv4, y ahora ya ha asignado la mayoría de sus direcciones como ya se preveía desde 1996, cuando se comenzó a diseñar el que ahora es su sucesor, el IPv6. El IPv5, el nombre con el que se conocía al llamado Internet Stream Protocol y destinado a la telefonía IP, se descartó por los avances técnicos. En este IPv6 Launch Day participan la mayoría de los grandes proveedores de conexión de 100 países y cuatro de las mayores empresas de contenidos: Google, Yahoo, Facebook y Youtube.

Adoptar el nuevo sistema de clasificación, el IPv6, llevará años porque supondrá cambiar todas las direcciones web y adaptar toda la infraestructura de la red, un proceso en el que las grandes compañías de telecomunicaciones llevan años trabajando y para el que ya están preparadas muchas de las infraestructuras de la red. "IPv4 e IPv6 son dos lenguajes de comunicaciones distintos que no se entienden entre sí. Lo que están haciendo las compañías es servidor contenidos desde ambos protocolos mientras dure la fase de adaptación", explica Pilar Santamaría, directora de desarrollo de negocio para el sur de Europa de Cisco.

No así las infraestructuras domésticas (el router, básicamente), que pueden necesitar ser actualizadas si son muy antiguas. Google tiene una herramienta online para saber si la conexión está preparada para el IPv6 http://ipv6test.google.com/