Como prevenir el cáncer de piel

Una investigación de la Clínica Mayo señala a las cabinas de bronceado como las principales culpables de este crecimiento

Alarmante aumento del número de cáncer de piel entre los menores de 40 años en Estados Unidos en las últimas décadas. Esta es la conclusión a la que llega un estudio de la prestigiosa Clínica Mayo del que este lunes se hace eco el diario francés Le Monde. Según el informe, la utilización de las salas de bronceado con cabinas de rayos UVA son gran parte del problema.

Los investigadores han analizado las estadísticas de pacientes de entre 18 y 39 años a los que se les había diagnosticado por primera vez un melanoma entre 1970 y 2009. Durante ese periodo la incidencia de este cáncer se ha multiplicado por ocho en las mujeres jóvenes y cuatro en los hombres. A lo largo de la vida, el riesgo de melanoma es mayor en los hombres que en las mujeres pero sucede lo contrario entre adultos jóvenes y adolescentes, según el dermatólogo de la Clínica Mayo, Jerry Brewer, en declaraciones recogidas por el rotativo francés.

Los expertos centraron su investigación en un grupo de personas de un condado de Minnesota a los que el centro clínico llevaba siguiendo durante décadas. "Habrá un aumento significativo (de casos de cáncer)", ha explicado Brewer, quien ha añadido, "particularmente en pacientes entre la veintena y la treintena". El alarmante incremento del número de cánceres de piel en adultos se puede explicar por el mayor uso de las cabinas de rayos UVA, especialmente entre las mujeres.

"Un estudio reciente determinó que las personas que recurren con frecuencia a las cabinas de bronceado tienen un riesgo un 74% más elevado de desarrollar un melanoma y sabemos que las mujeres jóvenes son más proclives a ello que los varones jóvenes", señala el doctor Brewer. "El resultado de esta investigación destaca la importancia de las campañas para reducir el cáncer de piel y, especialmente, para continuar advirtiendo a los jóvenes de los efectos cancerígenos de las cabinas de bronceado", afirma el doctor Brewer.

La Vanguardia