¿SALUD?: DEPENDE DE TU ALMA

La cultura de la mente nos llevó a crear definiciones, creencias, conceptos y juicios de valor parciales, ignorando la totalidad de lo que somos como Seres Humanos.

De acuerdo a las investigaciones Científico-Filosóficas que se vienen haciendo desde 1948 por Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada Vázquez y José Marchelli Noli, somos una unidad Consciente Peumo (Ser), Psico (Alma), Somática (Cuerpo) ó unidad de Consciencia Holográmica (totalizadora).

Acostumbrados a la visión mecanisista de la ciencia y tecnología actual, el desmesurado desarrollo del Hemisferio Izquerdo y la mente objetiva que rige las formas del cuerpo, la medicación que disimula y oculta sin solucionar de raíz las enfermedades y malestares corporales, pasa desapercibida la noticia que ya se pueden comprobar los avances que desde la más remota antiguedad, los estudiosos del Hemisferio derecho habían comprobado los contenidos energéticos de valorización de imágenes y vivencias de sincronicidad del tiempo y espacio, espiralidad o espiritualidad.

Con el aporte de la tecnología para el hemisferio derecho, podemos medir las frecuencias vibratorias ultradébiles que dan vida a la materia, ya que la materia es energía concentrada, la energía es mente concentrada y la mente es espiritu concentrado según el Dr. Estrada, ésto significa que de la materia al espíritu somos como de una sola pieza de tela, no hay separaciones, sino sólo grados de organización según la ley de conjuntos de conjuntos.

Podemos ya entender que toda manifestación de desequilbrio somático o enfermedad proviene de la separación generada desde la mente al no comprender la realidad de los tres mundos en que vivimos como unidad a partir de ésta Visión Holográmica de la Vida.
Ya se puede diagnosticar que somos conscientes desde el momento de la concepción, que los efectos de un accidente o enfermedad que nos suceden, no son casualidades, son causados por memorias del alma no resueltas, que la mente del ser humano no comprende, generando efectos como enfermedades en el plano somático, sufrimientos en el alma y luz de consciencia en el SER.

Se ha comprobado que nuestro Ser consciente es contínuo, no es afectado por la espiralidad de tiempo y espacio o campo espiritual, las vidas o muertes que experimentamos son como en los días y las noches que pasamos en nuestra vida, seguimos siendo conscientes.

Un ejemplo es como en el momento de la gestación, somos conscientes incluso que nuestra madre no nos quiere dar el padre que eligió para nuestra gestación, no nos otorga el apellido paterno, no nos deja verlo, etc., generando un condicionamiento afectivo de resentimiento que nos lleva a odiar a la madre toda la vida sin saber el por qué y asumir un rol de Madre en todos nuestros vínculos familiares y sociales, lo cual termina haciéndonos desestimar el ser madre y a no tener hijos, por nuestra autosuficiencia para dar y no para recibir, generando como consecuencia, tumores o cáncer de mamas por la incapacidad del sistema linfático.

Desde 1994 se lleva a cabo una investigación que recopila RedE.H.S. A.C., Red de Ecología Humana y Social, con más de 5.000 personas de varios países como Colombia, México, Argentina, Estados Unidos, Chile, Italia, en la cual se comprobó que sus enfermedades eran originadas por bloqueos energéticos, gestados por acontecimientos que la mente no entiende, los niega y finalmente son solapados por mucho tiempo, pero que a pesar de ello quedan registrados como hologramas o experiencias en el alma, hasta que nos demos cuenta de ellas y las resolvamos por medio de la consciencia de SER, ya que son ellas la raíz de los desequilibrios.

De ésta manera comprendemos que todo lo que nos sucede: enfermedades, situaciones difíciles, cotidianas, guardan una utilidad para nuestro beneficio, un tesoro, un aprendizaje, desde ésta visión se reconcilia el cuerpo y la mente con el alma para que resurja la armonía y el equilibrio. A éste estado Pneumo-Psico-Somático de integración desde adentro hacia afuera se le denomina Salud Consciente.

Éste nuevo estado de Consciencia Humana Holográmica nos llevará a cambios en las leyes escritas de la sociedad actual desde el racional hemisferio izquierdo, en ámbitos como en el de la Justicia, relaciones sociales, en la medicina e incluso en la interpretación de la historia, pero el cambio más importante será el Cambio de Consciencia de Nosotros Mismos.

Fuente:
Calidad de Vida y Autorrealización del SER Humano