Garzón: "Mientras me queden fuerzas voy a luchar por las víctimas"

Los demócratas de todo el mundo con Garzón

El todavía juez de la Audiencia Nacional avanza que en el futuro se dedicará a actividades relacionadas con las labores humanitarias y la educación

EUROPA PRESS Madrid 20/02/2012


Garzón, hace unos días. EFE

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha avanzado en una entrevista que en el futuro se dedicará a actividades relacionadas con las labores humanitarias y la educación.

En una entrevista al periódico dominicano Listín Diario recogida por Europa Press, Garzón señala que "el futuro no está escrito en ningún sitio" porque, a su entender, "el futuro es la esperanza y lo construimos cada uno de nosotros". "El pasado y el presente míos han sido dedicados a la Justicia y así va a seguir siendo mientras pueda", añade.

"Mientras me queden fuerzas voy a luchar por todo aquello que considero que es una necesidad para la sociedad moderna, como es más justicia, como es más protección, más seguridad, más defensa de las víctimas, más compromiso frente al crimen organizado y la corrupción, y lucha por los derechos humanos", afirma.

Garzón afirma, tras ser condenado a 11 años de inhabilitación por el Tribunal Supremo por intervenir las conversaciones de los cabecillas de la trama Gürtel con sus abogados en prisión, que ahora piensa dedicarse a "labores humanitarias", una parte de su vida que "es menos conocida" pero a la que viene dedicándose "desde hace mucho tiempo".

"Labores educativas"

También desarrollará "labores educativas" con el objetivo de "transmitir esta educación en valores a las generaciones más jóvenes".

"Yo creo que la educación es el núcleo fundamental en todos los sentidos y en el que estamos hablando, en el de la Justicia, en el de la concienciación de ser más sociedad, más servicio público, es fundamental el que los jóvenes y niños tengan puntos de referencia éticos que seguir y que tengan muy en cuenta que esa participación en el futuro va a ser la que va a salvar a la sociedad", dice.

En relación con la lucha contra las drogas el juez afirma que el sistema represivo "ha fracasado" y que penalizar el consumo "no tiene sentido". "En España nunca ha sido delito consumir, sí el traficar. Todavía algunos países lo tienen y yo creo que ese no es el camino", señala antes de abogar por "una despenalización parcial de determinadas conductas".