"La expectativa de felicidad está en nuestro ADN"