Facebook activa sin avisar un sistema de identificación automática de personas en fotos

La función examina los rostros y sugiere al usuario a qué amigos suyos corresponden


Facebook ha puesto en marcha a nivel mundial sin avisar un sistema de identificación automática de personas en las fotografías que los usuarios difunden en la red social. El servicio, que funciona desde diciembre en EEUU, sugiere a quiénes corresponden las caras que aparecen en la imagen que publica un internauta (han de ser amigos suyos y haber sido etiquetados antes en otras fotos), y luego este valida la identificación.

Menú para editar la configuración de la identificación automática en fotos, con la opción activada por defecto. Las imágenes de los contactos están pixeladas.

La opción de detección automática del rostro se encuentra activada por defecto en los perfiles de los usuarios de Facebook, lo que ha desatado un nuevo escándalo sobre la manera en que la red social gestiona la intimidad de sus 500 millones de clientes, según ha informado la cadena británica BBC.

Facebook: "Deberíamos haber sido más claros"

El área de prensa de Facebook ha admitido que la empresa podría haber explicado mejor la nueva función. "Deberíamos haber sido más claros con la gente durante el proceso de implementación, cuando [el servicio] se volvió disponible para ellos", han reconocido. Pese a ello, el departamento ha manifestado que no tiene previsto comunicar esta innovación u otros futuros cambios directamente a cada usuario, sino que utilizará para este fin las páginas y los blogs de la compañía.

Para desactivar la identificación automática en fotografías, el usuario ha de abrir el menú "Cuenta" y pulsar sobre "Configuración de la privacidad". Despues hay que ir a "Personalizar la configuración" y, en el apartado "Cosas que otros comparten", editar la casilla de "Sugerirme para las etiquetas de las fotos de mis amigos". Allí tiene que marcar la opción "Función desactivada".

Quejas habituales

En el 2009 ya hubo quejas sobre la alambicada normativa de gestión de la intimidad de la red social (entonces era más larga que la Constitución de EEUU). Facebook ha ido simplificando esta declaración posteriormente.

Expertos en protección de datos han abogado por que los usuarios de la web tengan más control sobre quiénes los etiquetan y han pedido que Facebook ponga en marcha un criterio de "privacidad por defecto". La red social ha desoído estas reivindicaciones.