3 Programas para no pedir ayuda nunca más a tu amigo informático

“Mi ordenador debe estar roto: siempre que le hago una pregunta errónea, me da una respuesta errónea” Ashleigh Brilliant (Autor y dibujante Inglés, b.1933)

Desde que me dedico a esto de la informática, tecnologías de la información o como dicen nuestros mayores a “trabajar con ordenadores”, me han preguntado muchas veces sobre cómo arreglar el ordenador, cómo limpiarlo, cómo quitarle este virus… En general, siempre se puede recurrir a un amigo o familiar “informático” para que nos arregle estos problemillas. Normalmente funciona. Casi siempre están dispuestos a ayudar, va con la propia naturaleza de los que gustan de la informática. El problema aparece cuando ya no puedes recurrir a ellos y te surge una emergencia. ¿Qué hacer entonces? ¿Cómo solucionar estos problemas? Y lo que es más importante, ¿cómo no tener que pedir ayuda nunca más a tu amigo informático?

Es cierto que Windows no es el sistema operativo mejor del mundo, pero también es ciesrto que es con el que nos ha tocado lidiar y que, a día de hoy, es seguramente el sistema operativo que más se use en vuestro trabajo.

Me soprende ver cómo, en algunos sitios, la solución que dan a los problems es siempre la misma: Hay que formatear. En la mayoría de las ocasiones, esto no es necesario y basta con instalar y ejecutar unos pocos programas para que todo vaya mucho mejor. Lo que es más importante, al instalar estos programas, gran parte de nuestros problemas desaparecerán.

En Windows XP sobre todo, ya que en Vista y Windows 7 las cosas funcionan mucho mejor, los principales problemas son la fragmentación del disco duro y la acumulación de archivos temporales. Para solucionar estos problemas lo mejor es instalar estos dos programas (ambos gratuitos):

  1. Defraggler. El defragmentador de Windows XP es bastante pobre, y al instalar defraggler tendremos uno más rápido y que además podemos configurar para que se ejecute automáticamente cada cierto tiempo y así olvidarnos del problema de la fragmentación para siempre.
  2. CCleaner. Se encarga de hacer una limpieza completa de los archivos temporales y del registro de Windows. Por ejemplo, mientras estaba escribiendo este artículo, he ejecutado el programa y ha encontrado más de 2 Gb de archivos temporales que puedo eliminar.
  3. Startup Delayer. En cuanto a que el equipo tarde mucho en arrancar, daría para un artículo en sí mismo. De todas formas, el principal problema en este caso suele ser la cantidad de programas inútiles que muchos fabricantes de hardware y nosotros mismos instalamos, y que tratan de ejecutarse a la vez cuando arrancamos. La mejor solución que he encontrado a este problema es desactivar aquellos que no se necesitan realmente, y hacer que se carguen poco a poco.

Un sistema operativo debe estar ahí para resolver problemas y no para crearlos. Estos trucos son aplicables tanto a los equipos de casa (con Windows Vista también funcionan) como a los del trabajo, y os evitarán, en muchas ocasiones tener que recurrir a vuestro amigo informático.

Fuente: 1C11