Una copa de alcohol protege el corazón


Pero aconsejan no tomar más por día


Una revisión de investigaciones realizadas durante los últimos treinta años sugiere que tomar una copita de alcohol por día puede ayudar a prevenir la enfermedad cardíaca.

Tal el resultado de un trabajo de investigadores de la Universidad de Calgary, que revisaron 84 estudios realizados durante 1980 y 2009. Este análisis acaba de publicarse en el British Medical Journal y mostró una reducción de entre el 14 y el 25% de enfermedad cardíaca en bebedores moderados comparados con personas que nunca habían bebido alcohol.

Otro artículo, del mismo grupo de investigación, indica que el alcohol aumenta los niveles de "buen" colesterol.

Sin embargo, los especialistas advierten que estos resultados no son una razón para comenzar a beber. Aunque muchos estudios han mostrado que beber en moderación ofrece algunos beneficios para la salud, se pueden obtener resultados similares manteniendo un estilo de vida físicamente activo y con una dieta balanceada.

Por otro lado, aunque beber moderadamente parece ser beneficioso, y podría reducir todas las formas de enfermedad cardiovascular en un 25%, el riesgo aumenta drásticamente cuando se bebe mucho.

Según indican los estudios, no habría que beber más de una copa o dos para obtener efectos favorables. Aunque el contacto con el alcohol siempre tiene un costado riesgoso.

De hecho, los problemas sociales, la cirrosis y el incremento de la mortalidad derivada de una cantidad de enfermedades, incluyendo el cáncer, entre los bebedores compulsivos sugieren que tal vez sea más saludable evitar todo contacto con el alcohol.