El cáncer de mama podría curarse en 30 ó 40 años

Científicos del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca presentan un nuevo tratamiento contra la enfermedad.

El incremento de la supervivencia de los pacientes con cáncer de mama y los nuevos tratamientos para estos tumores han llevado a los científicos del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CIC) a estimar que en 30 ó 40 años podría encontrarse una cura a la enfermedad.

El investigador principal del CIC y codirector de un estudio en el que se ha desarrollado un nuevo tratamiento para estos tumores, Atanasio Pandiella, ha indicado que han estimado "matemáticamente, siguiendo la evolución de los porcentajes de curación de los últimos años" que en el plazo de 30 ó 40 años esta enfermedad se curará o pasará a ser crónica. Eugenio Santos, director del centro, secundó la estimación, basándose en el incremento de supervivientes con la enfermedad, que "es de 1 a 1,5% al año".

Hallazgos como los descubiertos por el grupo del doctor Pandiella, que ha logrado desarrollar un nuevo tratamiento basado en la combinación de los fármacos Herceptin y Dasatinib, han demostrado en el laboratorio que "se impide el crecimiento tumoral" en pacientes de un subgrupo "de mal pronóstico" que representa en este momento el 30% de los casos.

Hasta ahora, para este tipo de tumor el tratamiento que se realiza está basado en el Herceptin, que "aunque ha significado un gran avance en las terapias, sin embargo no es eficaz en todas las pacientes", ha planteado Pandiella. La necesidad de atajar el problema en este 30% de pacientes con elevados niveles de HER2 ha llevado al grupo salmantino a buscar nuevas estrategias basadas en la combinación de fármacos.

Los resultados obtenidos, según el investigador, han demostrado que la combinación de estos dos fármacos "es más eficaz a la hora de frenar el crecimiento de células tumorales de mama" que tienen altos niveles de HER2 que los tratamientos que se están desarrollando hasta ahora.

Ensayos clínicos

Desde hace año y medio, según ha informado uno de los responsables del estudio, Samuel Seone, han obtenido "buenos resultados preclínicos" por lo que comenzaron a plantear a las autoridades sanitarias la necesidad de desarrollar los ensayos clínicos necesarios para la aprobación de este tratamiento.

El nuevo tratamiento provoca la desaparición del tumor en dos meses

Pandiella ha detallado que "uno de los datos" que más les ha impresionado ha sido "que el tratamiento con los fármacos combinados provocaba la desaparición del tumor en un par de meses", a lo que se añade que no se reproduce la patología.

Ahora se desarrollará el ensayo clínico en colaboración con oncólogos nacionales y en el que intervendrán unas 40 pacientes, para pasar posteriormente a un número mayor.

En este momento el grupo está investigando además la eficacia de este tratamiento en tumores vasales, que afectan a un 15% de las mujeres con cáncer de mama y que "tienen mal pronóstico". Si los resultados clínicos confirman los del laboratorio, es posible que se desarrolle un ensayo internacional, para el que cuentan con la colaboración de expertos mundiales y de grandes farmacéuticas, sobre todo de Estados Unidos.