La mitad de los cánceres que se diagnostican en España se curan


El de testículo presenta la mejor tasa de supervivencia, y el de pulmón, la peor

ANTONIO M. YAGÜE
MADRID

La tasa de supervivencia por cáncer más baja en España se da en el de pulmón, con menos del 11%, y la más alta, en el de testículo, con un 95%. Es una de las principales conclusiones de una investigación realizada por epidemiólogos a partir del análisis de 57.622 casos de nueve tipos de tumores malignos (pulmón, mama, colon, recto, próstata, ovario, testículo, melanoma y linfoma de Hodgkin) y su evolución durante cinco años. El estudio también proporciona un dato que invita a la esperanza: la mitad de los cánceres se curan.

Un niño con cáncer pide un juguete a su padre en un centro de atención oncológica de Tenerife.


A falta de un registro conjunto como el de los países nórdicos, los autores del trabajo emplearon datos de los registros del País Vasco, Navarra, Girona, Tarragona, Castellón, Albacete, Murcia y Granada. Catalunya se sitúa en la media de España.

ESTUDIO EXHAUSTIVO / Como suele ocurrir en estos trabajos, los datos no son recientes. Los tumores fueron detectados entre 1995 y el 2000 y seguidos hasta el 2005, y más de un centenar de personas examinaron las historias clínicas y los certificados de defunción. «Ningún estudio realizado hasta ahora en España ha tenido tal precisión. Aunque los datos pueden parecer antiguos, nos permiten estudiar qué se hace mal para mejorarlo, ya que estamos analizando también los cinco años siguientes», explicó María Dolores Chirlaque, experta en salud pública de Murcia y

coordinadora del informe.

La supervivencia al cáncer en España se sitúa en la media europea, e incluso la supera en el caso del de testículo. El porcentaje de curación es inferior al de Finlandia, Suecia, Noruega e Islandia, pero superior al de la República Checa, Polonia y Eslovenia. En cuanto a las diferencias entre comunidades, la más llamativa es que la supervivencia al tumor de pulmón en Navarra casi duplica la de Granada. Chirlaque resalta que en este dato influyen muchos factores, como la edad y si hay otras enfermedades, pero el más decisivo es el diagnóstico temprano y el pronto inicio del tratamiento. «En el caso del cáncer de mama -explica-, está clara la influencia de programas de detección precoz, la existencia de planes oncológicos y el tiempo de respuesta del circuito asistencial».

RECAÍDA IMPROBABLE / Para la Sociedad Española de Oncología Médica, la implantacion de los últimos avances científicos es la clave en las diferencias territoriales. Esta entidad avisa de que, si bien en general la posibilidad de recaída es muy baja pasados los cinco años, esta no desaparece del todo, «aunque el riesgo es muy bajo» en tumores menos agresivos como los de mama o próstata.

El estudio, publicado en la revista Annals of Oncology, pone de manifiesto que en España las mujeres tienen mayor expectativa de curación, sobre todo en el melanoma y el cáncer pulmón. Más del 90% de estos tumores están asociados al tabaco. «Los primeros datos del trabajo que concluiremos en el 2011 indican que la elevada mortalidad en este cáncer no ha variado», reveló Chirlaque.

NECESIDAD DE CIRUGÍA / Juan José Rivas, cirujano torácico y vicepresidente de la Sociedad Española de Neumología, explica que «la cirugía es el único tratamiento curativo para el cáncer de pulmón. El problema es que en solo uno de cada cuatro pacientes la enfermedad se detecta en una fase adecuada para la intervención». «Aunque la cirugía no resuelve todos los casos, todos los pacientes con supervivencia superior a cinco años han sido operados», añade.

El cáncer de testículo -la mayoría en personas de mediana edad- es el tumor con mejor pronóstico (95% de supervivencia). La cifra, muy superior a la media europea, ha sorprendido a los autores del estudio.