Catalunya ahorra en tres años tanta agua como cabe en La Baells


La Generalitat atribuye el éxito a un uso ciudadano más sostenible y racional
El consumo anual ha caído un 7% pese a que no quedan restricciones en vigor

ANTONIO MADRIDEJOS

El consumo de agua en el territorio de las Cuencas Internas de Catalunya se redujo de forma notable a raíz del último gran periodo de sequía, que coincidió con el año 2008, y así se ha mantenido pese a que ya no quedan restricciones en vigor y los embalses se encuentran en un estado más que óptimo. Concretamente, en los últimos tres años se ha logrado ahorrar tanta agua como cabría en el pantano de La Baells, el tercer mayor embalse de la cuenca hidrográfica. Son en total 101,5 hectómetros cúbicos, unos 101.500 millones de litros.
zoom Aspecto del embalse de La Baells, con las reservas casi al completo.

Aspecto del embalse de La Baells, con las reservas casi al completo. MARC VILA
Edición Impresa
Edición Impresa
Versión en .PDF

Información publicada en la página 24 de la sección de cv Sociedad de la edición impresa del día 02 de septiembre de 2010 VER ARCHIVO (.PDF)

Según datos facilitados ayer por la Agència Catalana de l'Aigua (ACA), el ahorro anual en el área analizada fue de 37,5 hectómetros cúbicos en el 2008, 34,1 en el 2009 y 29,6 en el 2010 (aún sin concluir). Si se tiene en cuenta que el consumo anual en el periodo 2005-2007 fue de 416 hectómetros cúbicos, el ahorro desde entonces ha sido del 7% anual. La ACA explica que el consumo en toda la cuenca hidrógráfica ronda los 740 hectómetros cúbicos anuales, pero los 416 del estudio son los que están conectados a las grandes redes de distribución y a los embalses del sistema Ter-Llobregat-Muga (sin incluir uso de acuíferos, desalinizadoras y otros abastecimientos).

El consumo de agua en las Cuencas Internas de Catalunya, que abastecen a más de cinco millones de habitantes, especialmente de las provincias de Barcelona y Girona, ya estaba claramente por debajo de la media europea antes del periodo de sequía, pero los datos oficiales confirman que el consumo sigue cayendo. «Los primeros meses del año muestran que se alcanzará un ahorro superior al del 2009», avanzan fuentes de la ACA.

EMBALSES AL 82% / La ACA, dependiente del Departament de Medi Ambient de la Generalitat, atribuye el éxito a que «los ciudadanos hacen un consumo más racional y sostenible del agua a pesar de que ya no hay restricciones». En cualquier caso, el ahorro se ha calculado a partir del agua que entra en las redes de distribución, por lo que no precisa qué sector (doméstico, agrícola, industrial) ha sido el responsable.

La ACA, finalmente, destaca que el ahorro se ha mantenido justamente en un momento en el que los embalses están espléndidos. Ayer se encontraban de media al 82% de su capacidad máxima y solo presentaban una laguna: el pantano de Boadella (río Muga), que se halla al 28%.