Hallado un marcador genético que mejorará el tratamiento del cáncer de mama

Del descubrimiento de los científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge se podría beneficiar uno de cada cuatro pacientes que padecen la enfermedad

Barcelona. (EFE).- Un grupo de científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge ha descubierto un marcador genético que predice una buena respuesta a un nuevo fármaco contra el cáncer de mama, un procedimiento del que se podría beneficiar uno de cuatro pacientes que padecen esta enfermedad.

El grupo de científicos, coordinado por el director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto, Manel Esteller, ha comprobado que pacientes con cáncer de mama y de ovario familiar portadoras de mutaciones en el gen BRCA1 son más sensibles a los fármacos denominados inhibidores de una proteína llamada PARP.

El inconveniente inicial de este descubrimiento radicaba en que sólo cuatro de cada cien pacientes de cáncer de mama se podrían beneficiar de este tratamiento, dado que la mutación del gen BRCA1 ocurre con muy poca frecuencia.

Pese a este problema, los científicos del centro de Bellvitge han demostrado, según un estudio publicado en la revista de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO), que es posible aprovechar un determinado mecanismo genético para abrir la posibilidad de que el 25% de los pacientes se beneficien de este tratamiento.

El grupo coordinado por Esteller asegura que la inactivación epigenética del gen BRCA1 también confiere sensibilidad a los inhibidores de la proteína PARP en células cancerígenas, y que el 25% de los pacientes con esa dolencia presentan pérdidas del gen mediante ese mecanismo, lo que podría aprovecharse para el tratamiento.

Los autores del estudio sugieren asimismo que se deberían incluir análisis para detectar la inactivación epigenética del gen BRCA1 en los ensayos clínicos que se llevan a cabo para probar la eficacia de la proteína PARP en pacientes con cáncer de mama y de ovario.

Según los científicos catalanes, uno de los objetivos primordiales de las investigaciones en genética y biología molecular del cáncer es conseguir un tratamiento personalizado para poder decidir cuál es el medicamento que tendrá el máximo efecto con la mínima toxicidad en un paciente determinado.