El buen sexo dura entre 7 y 13 minutos

Según un estudio de Corty y Guardini, publicado en el Journal of Sexual Medicine, de 7 a 13 minutos es justo el tiempo de la relación sexual más deseable. El objetivo del estudio era cuantificar la opinión de terapeutas sexuales con respecto a la duración del coito.

Redacción

Les pedían definir el tiempo en cuatro categorías: duración adecuada, deseable, demasiado corta o demasiado larga para el coito. Los resultados fueron categóricos. Adecuada: entre 3 y 7 minutos. Demasiado corta: entre 1 y 2 minutos. Más de diez minutos es ya demasiado.

Definición del tiempo sexual en cuatro categorías

No existe un modelo de sexualidad único. “Cada persona, cada pareja, tiene que encontrar lo que realmente le gusta y satisface, así como lo que le sienta mejor y prefiere”.

Miguel Ángel Cueto, secretario general de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS), explica que el placer como experiencia personal no se mide ni se evalúa, “simplemente se disfruta”.

Los expertos creen que conocer estos resultados cambia las expectativas del público en general acerca de la duración del coito. “Así se evita la preocupación o ansiedad innecesarias al respecto, al descartar ideas erróneas sobre la eyaculación precoz”.

Los falsos mitos suelen llevar a la decepción y a la insatisfacción. Se fantasea mucho sobre que los hombres tienen penes enormes, erecciones totalmente pétreas y que pueden mantener la actividad sexual toda la noche.

“En la realidad, la fricción del pene en la vagina supone un estímulo tan intenso que en pocos minutos puede conducir a la eyaculación”, comenta el sexólogo Cueto. No tener una expectativa demasiado alta puede ser la mejor forma de complacer y ser complacido.

No hay que confundir coito con sexo

Sea lo que fuere, el sexólogo recuerda que no hay que confundir coito con sexo. "El coito es tan sólo uno de los ingredientes del sexo, un paso en el proceso. Depende más de la calidad de la interacción que de la cantidad o duración".

Por eso recomienda a cada pareja buscar su propio tiempo, conducta, estímulo o la manera de amarse. “Suele ir cambiando en función de muchos factores, de los diferentes estímulos que cada uno de ellos posea y de su propia experiencia sexual”. Poner un tiempo, compararse con los demás, batir un record o ponerse a prueba no sirve para nada. “Disfrutar sería la meta. Cómo se llegue y cuánto tiempo nos lleve suele ser un error”.