Barcelona presenta la primera casa solar inteligente que genera más energía de la que consume

El precio base de la vivienda será de unos 200.000 euros

En la creación han participado arquitectos y expertos de 20 países

SONIA GUTIÉRREZ (BARCELONA)

El Institut d'Arquitectura Avançada de Catalunya (IAAC) ha diseñado una casa solar inteligente con la que quiere lograr algo poco habitual en este tipo de edificaciones: que la gente viva en ellas. El IAAC ha presentado hoy en Barcelona un prototipo de vivienda que usa únicamente energía solar y genera más de la que consume. El prototipo, en el que han trabajado estudiantes del IAAC, participará del 17 al 27 de junio en el mayor concurso de arquitectura sostenible del mundo, el Solar Decathlon, en Madrid, pero la idea es que trascienda del ámbito académico y se comercialice a partir de julio.

Guallart, ahir, a la sala de la casa solar, a la qual li falta la teulada, a la seu del IAAC. FERRAN NADEU

Casa Fab Lab presentada hoy en Barcelona. FERRAN NADEU

"Lo que es radical es llevar estas innovaciones a la sociedad", ha explicado el director del IAAC, Vicente Guallart. Para que eso sea posible, ha añadido, "es fundamental que sea barata". El precio base será de unos 200.000 euros, que subirá si el cliente pide más superficie o algunos extras. La construcción del prototipo ha costado 250.000 euros. El coste se eleva a medio millón si se cuenta el material aportado por el consorcio de empresas que han colaborado, encabezado por Endesa --que impulsa la investigación en la eficiencia energética--; Schneider Electric, que participa aportando soluciones eléctricas, y Visoren, empresa líder en España de vivienda protegida en alquiler.

El prototipo, denominado Fab Lab House, está construido a partir de 26 metros cúbicos de piezas de madera de pino blanco, montadas de acuerdo a formas curvadas y onduladas y tiene 70 metros cuadrados habitables. En lugar de cimientos, el suelo está elevado para que la planta baja sea un porche. El interior es un loft y la cubierta tiene placas fotovoltaicas flexibles.

Aprovechar la energía excedente

En conjunto, la casa es capaz de producir 12 kilovatios por hora, casi el triple del consumo medio de una casa de 80 metros cuadrados, previendo un balance siempre positivo al final del año, ya que vierte a la red la energía excedente y la recibe cuando las condiciones climatológicas no le permiten producir. Eduardo Domingo, director de Nueva Construcción de Endesa en Catalunya, ha destacado la importancia de "generar energía eléctrica lo más cerca posible de donde se consume", objetivo que cumple de sobras la casa.

Una de las singularidades reside en la fabricación. Sigue la técnica de los Fab Labs, esto es, los laboratorios de fabricación digital. Con este sistema, se diseña un objeto en ordenador ¿-desde un mueble hasta una casa-¿ y una máquina le da forma. En el caso de la vivienda, la máquina cortó digitalmente las piezas de madera que se ensamblaron. Esto permite que la estructura se adapte al clima y la superficie donde se instale.

Guallart afirma que han recibido una docena de e-mails de personas interesadas en comprar la casa.