No hay diferencias entre hijos de homosexuales y heterosexuales

Investigadores aseguran que no hay evidencia de que afecten al desarrollo psicológico.

Washington. Investigadores sociales en el tema de la familia encontraron que no hay evidencia de que niños criados por padres del mismo género tengan alguna desventaja frente a niños de padres heterosexuales, publicó este viernes el Science
Daily.

El sociólogo Timothy Biblarz del USC Colegio de Letras, Artes y Ciencias, afirmó que muchas decisiones están influenciadas por la idea errónea de que los niños necesitan
de una madre y un padre. Aseguró que no existen investigaciones sociales que apoyen la tesis de que los menores deben ser educados por padre y madre, y que el error estriba en que quienes defienden esa postura desconocen las investigaciones que existen sobre el tema.

Biblarz así como Judith Stacey de la Universidad de Nueva York realizaron investigaciones sobre género y familia enfocadas a madres solteras, hogares con un solo padre, padres homosexuales y madres lesbianas.

Encontraron que no hay evidencia de que el género proporcione una habilidad especial para criar a los pequeños, y que tiene muy poco que ver en su desarrollo psicológico o su éxito social.

Las investigaciones a las que se recurre de manera rutinaria no hablan de si los niños necesitan un padre y una madre en casa, pues sólo comparan a parejas heterosexuales con familias de un sólo padre o madre.

Se confunde el número con el género de los padres, aseguraron. Está demostrado que dos mujeres lesbianas con hijos tienden a jugar más con el niño, son menos
propensas a utilizar castigos físicos y dan una educación menos chauvinista, mientras que aún hay escasos trabajos sobre padres homosexuales.

Stacey señaló que la familia típicamente mejor para los niños es aquella que tiene
responsabilidad, compromiso y estabilidad. Dos padres, en promedio, son mejores que uno, pero uno que hace bien las cosas es mejor que dos no tan buenos.

El trabajo de estos investigadores será publicado en el número de febrero del Journal of Marriage and Family, con 70 años de trabajo en el campo de la familia.

Como les comentaba, aun hay pocos estudios que nos den más información sobre el tema, pero, dados los cambios ya existentes en la sociedad, pronto tendremos nuevas investigaciones realizados con métodos más concordantes con el asunto de los hijos de padres homosexuales.

Al igual que los datos mostrados en este último estudio, yo también concuerdo con la idea de que no podemos decir que la pareja heterosexual sea mejor que la homosexual. De nuevo se demuestra que son las cualidades de los progenitores, la relación que existe entre ellos y en general, la dinámica familiar, los elementos más valiosos en la estructuración de una personalidad lo más sana posible.