El momento de ser madre

Por: Merlina Meiler,

Prácticamente todas las mujeres, en algún momento de la vida, sentimos la necesidad de ser madres. Es que la naturaleza es sabia y conoce la manera de preservar la especie: se nos presenta el deseo genuino de tener una familia y de seguir con el legado que recibimos de nuestros padres y abuelos. Además, desde pequeñas jugamos a la mamá, nos encanta tener muñecas bebés a las que cuidamos y protegemos y nos educan para tener niños. Ni qué decir si tenemos hermanos más pequeños: nos van preparando para el futuro, enseñándonos cómo se cambian los pañales o cómo prepararles la leche.

Muchas mujeres ni siquiera se plantean si ha llegado el momento o no, ya que se casan y naturalmente, un tiempo después comienzan a llegar los hijos. Pero en la actualidad, cada vez son más quienes deciden voluntariamente posponer embarazos por estudios, por la situación económica, o incluso porque no encuentran a la persona que les gustaría como padre para su hijo. Algunas ideas a tener en cuenta si consideras que ya está llegando para ti esa instancia tan trascendental:

Es tu decisión: ser madre no es obligatorio, y en la actualidad puedes decidir el momento, la cantidad, e incluso, si deseas o no tener niños.

Busca el acuerdo de tu pareja: que tú estés madura y con deseos de ser madre no implica que el hombre que está a tu lado esté en el mismo lugar, ahora. Respétale los tiempos, no lo presiones, busca acuerdos, habla francamente. Los embarazos "forzados" suelen predisponer mal a los hombres y dar lugar a reacciones no buscadas.

En caso de ser madre soltera...: afortunadamente, los tiempos han cambiado y puedes caminar con la cabeza bien erguida, con todo el orgullo que implica ser mamá y estar a cargo de tu bebé. Ya sea que estés sin compañía por decisión personal, porque el padre no cumple su rol o porque "es mejor sola que mal acompañada", muchísimas mujeres solas crían hijos que se transforman en adultos felices y de bien. ¡Depende de ti y de la buena gente con la que decidas rodearte!

En caso de dudas...: mejor esperar un tiempo. Ya sea porque estés insegura de tu pareja, por la situación económica o por la razón que sea, si no hay firmeza en tu deseo, tómate un tiempo y comparte tus dudas y preocupaciones con familiares, amigos o profesionales. Lo que hoy te genera incertidumbre, tal vez en seis meses o en dos años se haya estabilizado y puedas disfrutar a pleno de la mejor experiencia de tu vida.

¿Ya te ha llegado el momento interno de ser madre?