Los adolescentes que se acuestan tarde tienen más depresión

Las investigaciones científicas con resultados extraños no dejan de sucederse. Ahora, hay quienes aseguran que los adolescentes cuyos padres les exigen que se acuesten temprano podrían tener muchas menos posibilidades de sufrir una depresión o pensar en suicidarse, según un estudio realizado en Estados Unidos.

La depresión es una patología frecuente en los adolescentes por el proceso físico y psíquico de crecimiento que están viviendo, que aumenta su nivel de ansiedad y stress.

Al analizar este fenómeno, los investigadores de la Universidad de Columbia concluyeron que la depresión y las ideas suicidas podrían estar relacionadas con el horario fijado por los padres para acostarse, la cantidad de horas de sueño y la auto-percepción de que se duerme o no se duerme lo suficiente.

En total, los científicos trabajaron con 15.659 adolescentes y sus padres de distintas partes de Estados Unidos y hallaron que el 7% estaba deprimido y el 13% había pensado seriamente en suicidarse, a lo lago del último año.

Los de Columbia también observaron que los jóvenes que solían acostarse después de la medianoche tenían un riesgo 24% mayor de sufrir de depresión y un peligro 20% más importante de pensar en el suicidio, en comparación con los adolescentes que debían irse a la cama antes de las 10 de la noche.

Sin embargo, esta asociación ya no era tan fuerte entre los jóvenes que percibían que dormían lo suficiente. Por el contrario, aquellos que comentaban que dormían cinco horas o menos mostraron un riesgo 71% mayor de desarrollar una depresión y un 48% más grande de considerar el suicidio.

Además, se calculó que en promedio los adolescentes duermen siete horas y 53 minutos, cuando el tiempo recomendado para los jóvenes de su edad es de al menos 9 horas.

James E. Gangwisch, el autor principal, dijo que sus resultados concuerdan con las teorías que afirman que la duración del sueño tiene un rol en la generación de la depresión. Por ese motivo, considera que un sueño de calidad podría ser una medida preventiva contra la depresión y a favor del tratamiento para la depresión. Conclusión poco abarcativa si las hay, teniendo en cuenta que uno de los síntomas más comunes de la depresión severa es, por ejemplo, dormir muchas horas más que las necesarias y recomendables. Para la polémica.