La verdad sobre el Islam

De la misma forma que ser nacionalista no quiere decir ser terrorista, o que a un cristiano no se le pueda juzgar por lo que hace o dice el Vaticano no se puede ni generalizar ni demonificar ningún colectivo por la actuación parcial de algunos de sus componentes.

El terrorismo, el abuso, la intransigencia, la intolerancia, el machismo ... no se pueden tolerar vengan de donde vengan. Pero hay que respetar todas las creencias e ideologias como tales si realmente son coherentes y respetuosas con las personas.

Lo mismo que el cristianismo el islam es una religión que predica el amor a Dios y al hombre. No permitamos que nos manipulen interesadamente con falsedades.

- ¿Es cierto que Alá es el Dios de los musulmanes, distinto del de judíos y cristianos?-

No. “Al-láh” es sólo el nombre árabe para designar a Dios, el Dios de Abrahán, Moisés y Jesús, el Único posible. Quiere decir simplemente “la divinidad” El idioma hebreo, pariente del árabe, tiene un nombre muy similar para designar a la divinidad: Eloh.

- ¿Es cierto que el Islam es una religión que se esparció por el mundo “a punta de espada”?

No. Si bien al igual que otros imperios de la antigüedad los califatos intervinieron en numerosas guerras y conquistas territoriales, las condiciones en que esto sucedió fueron radicalmente distintas al resto de los imperios. Muchas ciudades y pueblos a lo largo de la historia han sido conquistados por imperios, y luego de una larga ocupación no han adoptado la religión ni las costumbres de los conquistadores. Ante todo, hay que mencionar los siguientes puntos:

El Sagrado Corán prohíbe explícitamente a los musulmanes ir más allá de la simple invitación al dar a conocer el Islam, y ya el Profeta Muhámmad (la paz sea con él) y sus compañeros consideraban nula la conversión de aquellos que lo habían hecho bajo amenazas o presiones, pues el requisito fundamental e indisimulable para profesar el Islam es “al-ijlás”: la sinceridad.

En segundo lugar, el Islam reconoce el origen divino de todas las religiones, en especial el judaísmo y el cristianismo, a quienes el Profeta Muhámmad ordenó respetar y defender. Por ende, jamás lo musulmanes hemos tenido fundamentos ni motivaciones religiosas para realizar conversiones forzadas.

- ¿Es cierto que el Corán ordena lapidar a las mujeres adúlteras?

No. La lapidación es una antigua práctica anterior al Islam, común a muchos pueblos de Oriente, incluso judíos y cristianos. En el Sagrado Corán no hay una sola mención ni prescripción sobre la lapidación. Hay abundantes registros históricos de valor legal para los musulmanes, que demuestran que el Profeta Muhámmad (la paz sea con él) le repugnaba esta forma de castigo.

- ¿Es cierto que el Corán prescribe la ablación del clítoris para las mujeres?

No!! El Islam rechaza todas las formas de ascetismo y autoflagelación, incluso el celibato es contrario a la Tradición del Profeta. Esta práctica aberrante es una costumbre de algunos pueblos africanos que la han conservado luego de su conversión al Islam, y que a pesar de los esfuerzos de los musulmanes no han logrado erradicar.

- ¿Es cierto que el Islam fomenta el terrorismo?

No. El Islam condena realmente el terrorismo en todas sus formas, a diferencia de las grandes naciones de occidente, que combaten el terrorismo entre los pequeños movimientos de resistencia populares, mientras practican el Terrorismo de Estado nacional e internacional con sangrientas invasiones o dictaduras militares. Los argentinos ya saben un poco de estas cosas, ¿no?

- ¿Es cierto que el Corán le promete el paraíso a los suicidas y los que se inmolan en la guerra?

Absolutamente falso. Al igual que casi todas las religiones del planeta, el Islam condena el suicidio. El Profeta Muhámmad nos ha transmitido que quienes se quiten la vida, no irán al paraíso sino al infierno. El Corán reconoce a quienes son víctimas de opresión e injusticias el derecho a la legítima defensa y convertirse en soldados, pero jamás en suicidas.

- ¿Es cierto que el Corán incentiva a los niños a llevar armas y luchar durante las guerras?

No, por Dios!! El deber de todo musulmán es proteger a su familia y a los más débiles de los males de la guerra. Quien no lo haga, ciertamente tendrá un severo castigo en el día del juicio, y el oprobio de Dios y los hombres en esta vida, y en la otra!

- ¿Es cierto que la mujer no tiene derechos en el Islam?

Por supuesto que los tiene. Lo que occidente percibe como sometimiento de la mujer musulmana, no es más que el hecho de que en las sociedades musulmanas al hombre y a la mujer se les reconocen roles y obligaciones distintos, ya que somos distintos. Las mujeres musulmanas incluso tienen derechos que las occidentales no tienen: un varón musulmán puede ir preso por separarse de su mujer y negarse a pasarle alimentos. El triste fenómeno de las madres solteras, trabajando solas duramente para mantener a sus niños, luego de haber sido abandonadas a su suerte por el padre, es algo escandaloso que en las sociedades musulmanas no existe, y aquí es más común que el arroz y los frijoles! Allí la familia todavía existe y hace feliz a la gente. Las sociedades musulmanas son sociedades tradicionales y conservadoras, donde las tareas más rudas son habitualmente asignadas a los hombres y las del hogar, a las mujeres. Pero esto no es una ley inquebrantable: a ningún musulmán se le arruga el turbante por lavar los platos o cambiar pañales!

- ¿Es cierto que la religión islámicas prohíbe a las musulmanas trabajar, estudiar, conducir coches, o descubrirse el rostro?

Falso! En los siglos del oro del Imperio Islámico, en la prestigiosa "Casa de la Sabiduría" de Bagdad, a las mujeres se les delegaba una importante tarea, que en otras sociedades sólo habrían quedado en manos de los hombres del clero: copiar a mano y traducir el Sagrado Corán y los más importantes textos religiosos y científicos de la época. La mujer es libre de estudiar y trabajar, siempre y cuando no desatienda la crianza de sus hijos. La juventud es la etapa más adecuada para el estudio en ambos sexos. No es sano ni honrado que el varón abandone a su mujer y a sus hijos a su suerte sin proveerles el sustento, ni que la mujer, teniendo el sustento de su marido, delegue en una niñera la crianza de sus hijos para estudiar o trabajar. En algunos países musulmanes hoy en día, a las mujeres se les prohíbe hacer algunas de estas cosas por disposición de los gobiernos, pero esto es contrario a las leyes de la religión musulmana. Rogamos a Dios que haga recapacitar a nuestros hermanos...

- ¿Es cierto que el Corán exige a los musulmanes un código de vestimenta, según el cuál sólo pueden usar ropas sueltas y que les cubran abundantemente el cuerpo, y que exige a las mujeres cubrir su cabeza con un velo?

Si, así es. Los musulmanes amamos la decencia y somos gente muy pudorosa, ¿está mal que así sea? ¿Podrán perdonarnos ser como somos? Tenemos derecho. Para una musulmana, vestirse en la calle como lo haría para un night club, es algo impensable.

- ¿Es cierto que en la religión musulmana, los hombres le imponen la religión a las mujeres?

¡Absolutamente falso! Es un simplismo atribuir sólo a los varones o sólo a las mujeres las costumbres de una sociedad. Hombres y mujeres estarán juntos por siempre jamás, y tendrán, quiéranlo o no, igual responsabilidad en la conformación de sus sociedades. Las musulmanas son celosas defensoras del Islam y de sus costumbres, y a veces más que los hombres. Si alguien se acerca a una musulmana para tratar de convencerla de que abandone sus costumbres, creyendo que de esta manera la está "liberando" o le está haciendo un bien, no tardará en corroborarlo y descubrir su error.

- ¿Es cierto que los árabes en general son machistas?

Si, ¿para qué negarlo? Pero no más que los argentinos!!! Ni que los mexicanos, y los peruanos, y los cubanos, y los norteamericanos, y los hindúes, etc, etc, etc!!

Mo’ámmer Darman e Islam y Musulmanes de Costa Rica