La UPC crea un nuevo material con residuos de papel válido para construcción

Una investigadora de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) ha creado un nuevo material a partir de residuos del papel y cartón que es modelable, ignífugo, poroso, impermeable y muy resistente, y que puede sustituir al plástico y a otros materiales que se utilizan en el sector de la construcción.

El nuevo material, bautizado como Biprocel, se obtiene por un proceso biotecnológico de residuos de celulosas, según ha explicado a Efe su creadora, Margarita Calafell, investigadora de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Industriales y Aeronáutica de Terrassa (ETSEIAT), dependiente de la UPC, quien ha destacado que, además, es respetuoso con el medio ambiente y no requiere el uso de productos químicos para su obtención.

Escaso coste energético

Según Calafell, en el proceso de obtención del Biprocel no hay pérdida de materia, ya que por cada kilogramo de residuos se obtiene uno de biprocel, no se producen residuos, pues el agua utilizada en el proceso se recicla, y tiene un relativo bajo coste energético, inferior al de las transformaciones químicas de los materiales de base de celulosa.

El proyecto de investigación de Margarita Calafell ha sido escogido entre 37 proyectos presentados en el concurso BioEmprendedor XXI, promovido por la fundación Genoma España, y seleccionado entre 170 proyectos presentados al IX Concurso de Ideas de Negocio del programa ACC1Ó de la Generalitat de Catalunya.