Desaparecera la prensa escrita ?

Hasta el año 2020 no se superará el difícil encaje entre ediciones impresas y web, según el responsable de una de las mayores consultorías de medios
Los medios de comunicación tradicionales llevan tiempo oyendo el despertador que anuncia el momento crítico e inaplazable de adaptarse a los nuevos hábitos de consumo de la información, pero pulsan una y otra vez el botón de "déjame seguir soñando cinco minutos más".

Este es el diagnóstico de Juan Señor, un periodista que, tras pasarse muchos años trabajando para algunos de los medios más prestigiosos del mundo, se dedica ahora a recorrerlo asesorando empresas de comunicación y rediseñando y relanzando periódicos de la mano de la consultora Innovation Media Consulting.

Estamos en un momento, sin embargo, en el que lo que la mayoría de los periódicos necesitan no son simples "rediseños cosméticos" sino "una operación a corazón abierto" para refundar las bases de la prensa diaria.

"Si no reaccionamos va a ser muy difícil que en la próxima década florezca nuestra profesión", ha asegurado Señor en el marco de las jornadas 10 en Comunicació, organizadas por la Fundació Escacc en Barcelona y que analizan como las nuevas tecnologías están cambiando el periodismo.

Este analista de medios cree que "Internet no matará al papel, pero el papel no existirá como existe ahora" y reconoce que "el modelo de negocio sí está roto". Los cambios deberán afectar desde la frecuencia de publicación de los periódicos hasta la forma de presentar y seleccionar las noticias, pasando por el precio y, como no, el diseño.

El cambio más importante que deben asumir para seguir vivos en el siglo XXI, sin embargo, afecta en parte a su misma esencia: ya no serán medios de comunicación masivos, sino el equivalente de la "alta costura" en la moda.

Así, utilizando la nueva terminología de la red, Señor ha afirmado que "el periodismo diario en papel sobrevivirá como un producto premium y el online y el móvil en nuestros productos de masas". En muchos casos una misma marca tendrá su oferta exclusiva (papel) y la más popular (Internet).

La supervivencia del diario impreso pasa, pues, por aportar mucho más valor que la simple transmisión de noticias: los diarios "tienen que informar mucho menos de ayer y muchísimo más sobre hoy y mañana". Al mismo tiempo, en un momento en que los lectores "están buscando el criterio editorial más que nunca", los periodistas deben reconvertirse en "perio-analistas".

La "falsa dicotomía" de "papel contra online"
Las dificultades que tienen muchos medios de comunicación tradicionales para adaptarse y encajar estas distintas formas de presentar la información (en formato impreso y digital) deben resolverse, según Señor, mediante una "radical" integración de redacciones, donde "el online sea el corazón de la institución".

Este periodista reconvertido a consultor de prestigio internacional cree que, pese a que actualmente haya un enfrentamiento entre "talibanes del papel y talibanes del digital", en realidad la del "papel contra online es una dicotomía falsa" y lo más importante sigue siendo "hacer periodismo de calidad en cualquier plataforma". En este sentido, Señor está convencido que el periodismo "con valor añadido" que se publique en Internet también será de pago.

El momento de madurez en el que desaparezcan todos estos debates no prevé que se produzca de forma definitiva hasta el año 2020, cuando ya habrá "la primera generación de periodistas totalmente formada en digital".