Tiene 300 orgasmos al día y ha encontrado al hombre de su vida

La historia viene del News of the World algo que me hace tomarme las cosas con cautela, pero aún así la quiero compartir con vosotros.

Michelle Thompson es una madre soltera que sufre el Síndrome de Excitación Sexual Persistente (en inglés, PSAS). No penséis que me he inventado el síndrome, ni mucho menos. Es algo raro, pero que existe.



A Michelle, que (entre nosotros) tampoco es Miss Universo, le ha costado mucho encontrar el hombre perfecto, pero ya lo tiene entre sus brazos. Dice que ha tenido varios novios pero que era demasiado exigente y no encontraba nadie que la satisficiera.

Claro, dar en la tecla con una mujer que tiene 300 orgasmos diarios no es fácil. Pero ahí estaba su vecino Andrew Carr, de 32 años, al que conoció hace seis meses y al que no le importa hacer el amor diez veces al día con Michelle, de 43 años.

"Andrew ha cambiado mi vida" (y tanto) dice Michelle. "He encontrado una cura para mis orgasmos". Mmm... corramos un tupido velo.