Desnudo solidario de un grupo de maestras


Tres de las páginas del calendario en el que posan las profesoras cántabras. Foto: EFE / JAVIER ROSENDO
Tres de las páginas del calendario en el que posan las profesoras cántabras. Foto:
EL PERIÓDICO
BARCELONA

La solidaridad no tiene límites. Así piensan un grupo de maestras de Cantabria que no han tenido reparos en posar sin ropa ante la cámara de Javier Rosendo. Son las protagonistas de un calendario benéfico para su proyecto Machu Picchu, que nació hace un año con la idea de apoyar el acceso a la universidad de jóvenes indígenas de Perú.
Lo que empezó con unas colectas tradicionales –fiestas, rastrillos benéficos o coser broches– dio un giro el pasado verano cuando las profesoras decidieron elaborar una «manifestación artística» en forma de calendario. La mejor forma de que su propósito no pasara inadvertido fue con imágenes de sus cuerpos desnudos, «pero no más de lo se puede ver en una playa», comentan.
El hecho provocó polémica en el entorno de las profesoras, y algunas decidieron desmarcarse del tema. Las que han seguido adelante, entre ellas una embarazada, lo han hecho además en un almanaque que recoge los derechos de la infancia, junto a una imagen de esos niños indígenas de Perú a quienes ayudan.
El pasado viernes, coincidiendo con el Día Mundial de la Infancia, se puso a la venta un calendario con 1.500 copias en formato pequeño y 500 en grande. Si hasta ahora han logrado que cuatro jóvenes vayan a la universidad en Cuzco, confían en que su desnudo sirva para aumentar la cifra
.