Preocuparse excesivamente por el dinero

Los problemas con el manejo básico del dinero serían un signo de que los adultos mayores con deterioro leve de la memoria pronto tendrán Alzheimer, informó un equipo de científicos.

Los investigadores hallaron que los adultos mayores con deterioro mental leve, problemas con las finanzas de rutina (como controlar la chequera o leer un resumen de cuenta) tendrían una mayor probabilidad de que el trastorno progrese a Alzheimer en el año siguiente.

Las personas con un deterioro mental leve como los tipos estudiados, o deterior cognitivo leve, tienen problemas de memoria, pero el juicio, la percepción y el razonamiento son normales.

El trastorno no siempre evoluciona a Alzheimer u otros tipos de demencia, pero se estima que la mitad de los adultos mayores con deterioro cognitivo leve desarrollará demencia en cinco años.

Las personas con demencia carecen de la capacidad de manejar sus finanzas. Los resultados, publicados en la revista Neurology, demuestran que esos problemas pueden evidenciarse en estadios más precoces del deterioro cognitivo.

"Si es una persona que ya tiene deterioro cognitivo leve y empieza a mostrar problemas en sus capacidades para manejar sus finanzas, eso sería un signo de que está avanzando a demencia", dijo el autor principal del estudio, doctor Daniel C. Marson, profesor de neurología y director del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer, en la University of Alabama.

El estudio incluyó a 76 adultos mayores cognitivamente sanos y a 87 con deterioro cognitivo leve al inicio del estudio. De este segundo grupo, 25 avanzaron a Alzheimer en el siguiente año.

A todos los participantes se les hizo un test de habilidades de manejo financiero al inicio y al final del estudio: hacer tareas como contar el cambio, interpretar un resumen de cuenta, escribir cheques y controlar una chequera.

Los hombres y las mujeres que luego desarrollaron Alzheimer tuvieron menos habilidades para manejar el dinero desde el inicio del estudio, a diferencia de los adultos sanos y los que tenían un deterioro mental leve sin agravarse durante el estudio.

Los pacientes que desarrollaron Alzheimer mostraron también deterioro en ciertas habilidades específicas durante el estudio, incluido el uso de un registro de los cheques para equilibrar sus cuentas y la lectura de un resumen de cuenta para encontrar información específica.

Las pérdidas de memoria del deterioro cognitivo son objeto de investigación.
Pero "esos cambios funcionales, en las capacidades financiera y para conducir un automóvil, son por muchos motivos los aspectos centrales de los problemas con los que conviven los pacientes y sus familias", dijo Marson a Reuters Health.

El experto recomendó que los familiares de los adultos mayores con deterioro cognitivo leve vigilen sus transacciones financieras. Eso incluye llevar un registro de las operaciones con cheques o ponerse en contacto con el banco para detectar cualquier irregularidad en los pagos.

Dado que los adultos mayores con problemas cognitivos son vulnerables a los fraudes, los familiares tienen que considerar la posibilidad de ser los apoderados de la cuenta bancaria de su pariente. De esa forma, dijo Marson, los cheques que superen cierta cantidad necesitarán también la firma de un familiar.

Tomar esas medidas puede ser algo "delicado", agregó Marson, porque algunos pacientes las rechazarían y otros no admitirían que están teniendo problemas con el manejo del dinero. El investigador sugirió que los familiares hablen con el médico del paciente si necesitan ayuda con este tema.