No hay nada causal: todo es casual.

Daniel Fainstein, rabino y maestro de cábala (kabbalah)
"No hay vida sin misterio"

LLUÍS AMIGUET

Tengo 52 años que me hacen más tolerante y por eso me acercan a los hombres y, si estos le dejan acercarse, a Dios. Soy rector de la Universidad Hebrea de México. En una democracia algunos pueden ser culpables, pero todos somos responsables. Colaboro con Tarbut Sefarad

No hay nada causal: todo es casual.

Sí, pero ¿cómo saber las causas?

No hay vida sin misterio. Las casualidades del universo sólo son las causalidades que somos incapaces de ver.

¿Kabbalah?

En hebreo, cabalá. La cabalá explica que nuestra vida es como un tapiz: tiene conexiones y en él todo está relacionado, pero sólo vemos el otro lado.

¿Quién empezó a hacer cábalas?

Los cabalistas dicen que se trata del saber oculto que desvela esas conexiones, transmitido desde Adán hasta nuestros días.

¿Y usted qué dice?

Que es la tradición mística del judaísmo que ha dejado su impronta en la literatura occidental, empezando por el siglo de oro español y su espléndida mística conversa. Déjeme citar también a Nahmánides de Girona (1194-1270) ¡Qué deslumbrante cabalista!

¿Y los sabios qué dicen?

Citan los más remotos antecedentes cabalísticos hace 2000 años en el Yitzar, la literatura de los palacios celestiales (siglo I d. C.). La Biblia, al cabo, sólo es un libro teopolítico, una historia colectiva sin dimensión espiritual: para atender ese vacío nace la cabalá.

¿Qué misterios revelan sus arcanos?

Para empezar es una escuela de humildad: la realidad es como una cebolla con múltiples capas. La mayoría se conforma con creer entender las superficiales, pero sólo unos pocos llegan a atisbar su profundidad.

¿Esa cebolla cabalística hace llorar?

Y reír. Es la interpretación multifacética y en múltiples niveles de lo existente. Esa interpretación simbólica enriquece nuestra vida: la dota de nuevas dimensiones.

Por ejemplo.

Yo diría que su esencia es que la realidad no es autorreferencial: hay algo del más allá que también está más aquí. Y nuestras acciones influyen aquí y en el más allá.

Todo lo que hacemos en esta vida tiene un reflejo en la eternidad.

Ese principio teúrgico del ser humano tiene un efecto cósmico: Dios mismo tiene una responsabilidad en los mundos, que son muchos, por eso la Torá tiene 70 rostros, siendo 70 el número completo, la totalidad.

Todo un número.

Ysi la diversidad es un don divino que alcanza su plenitud en el Ein Sof,el nivel más trascendente de Dios infinito, sólo la plena tolerancia humana responde a la plena diversidad divina.

Ya veo que no va a ser fácil el asunto.

Ese principio de perplejidad suyo es un buen principio. La cabalá enseña humildad y tolerancia para acercarse a la verdad.

Muy práctica no creo que sea tampoco.

Los griegos veían el conocimiento con admiración: el camino del poder; y los romanos le añadieron su dimensión práctica, poder para transformar el mundo. Para los judíos, en cambio, el conocimiento es veneración. No podemos reducir la vida a lo utilitario: el saber es una forma de culto.

No parece que sirviera para la política.

Al contrario, siempre estuvo reñida con las instituciones - las jerarquías-de las religiones, porque es un saber de crisis, que florece cuando el conocimiento convencional no satisface nuestras ansias más profundas.

O sea, siempre que mengua el bolsillo.

La búsqueda de la verdad no proporciona más riqueza que la del propio saber, como dijo en Girona Isaac el ciego en el siglo XII.

¿Sabios que cavilan en sus cábalas?

Al contrario, la moderna vocación cabalista sale del gueto. Considera inseparables ética y mística. El maestro Heschel fue activista con Luther King y mi maestro Meyer militó contra la dictadura argentina: "En una sociedad democrática - repetía-pocos son culpables, pero todos somos responsables"

¿Y antes de las democracias?

"¿Dónde está Dios? - preguntó el rabino de Kotsk a sus discípulos-y estos contestaron ofendidos: "El cielo y la tierra están llenos de su gloria". El sabio cabalista repuso: "Dios está donde el hombre le deja estar".

Supongo que usted conoció a Borges.

Escuche sus enseñanzas. Le recuerdo enjuiciando el sionismo: "Amo el Estado de Israel, pero los judíos son necesarios en todas partes". A Borges le interesaba de la cabalá, sobre todo, su técnica interpretativa de textos: las reglas hermenéuticas de la Mizrah que lo relacionan todo.

¿La cabalá tuvo una conexión cátara?

El primer proceso de la Inquisición fue en Catalunya a los cátaros. Yo, personalmente, no descarto la relación gnóstica.

De nuevo un misterio para iniciados.

La cabalá crece cuando Roma destruye el segundo templo de Jerusalén con el Zohar del rabino Shimon, un bellísimo comentario de la Torá...

Saber hermético.

... Secreto necesario durante la persecución: nació con la última rebelión judía reprimida por los romanos y tras la expulsión de los judíos de Sefarad se generaliza en Safer de Galilea y en el XVII, en Ucrania y Polonia...

Con sus habituales pogromos.

... Se hace popular la escuela hasídica.

Allí nace el Golem, antepasado cabalístico de Frankenstein.

Busque su enseñanza. El cabalismo y el sufismo se distinguen por revelar enseñanzas complejas con cuentos sencillos: Dios está desagregado y sólo el amor puede unir al fin a Dios y al hombre.