Amistad entre hombres y mujeres

Por: Merlina Meiler

Quién no se ha hecho esta pregunta en algún momento de su vida. ¿Existe la amistad entre hombres y mujeres? Personalmente, creo posible que una relación de amistad prospere entre dos personas que podrían llegar a sentirse atraídas en algún momento, pero solo en pocas ocasiones.

Veamos algunos puntos a favor y otros en contra de este tipo de amistad:

A FAVOR

- Tener un amigo (o una amiga si eres hombre) nos permite entender más sobre la manera de pensar del otro. No somos iguales, nos han criado de manera distinta, los roles que no asigna la sociedad difieren bastante aunque haya habido cambios importantes en las últimas décadas con respecto a esto. Entender su opinión, su forma de ser y sus prioridades nos puede abrir la puerta a una mejor relación de pareja, basada en una mejor comprensión del punto de vista del sexo opuesto.

- No hay competencia. En algunas personas, competir con los de su mismo sexo es algo innato, que desaparece en esta clase de amistad.

- Podemos compartir charlas sobre temas impensados, lo que nos hace aprender sobre muchas más cosas (para las mujeres, por ejemplo, desde cómo cambiar la rueda de un auto hasta entender cómo forma un equipo de fútbol).

EN CONTRA

- Nuestra pareja puede tener celos... Si quien está al lado tuyo descree de este tipo de amistad o no tiene ninguna de este tenor, puede resultar todo un reto que entienda nuestra actitud.

- La atracción... en cierto momento de pena o de necesitar consuelo, tener un hombro donde apoyarnos o un oído listo para escucharnos puede confundir las cosas dentro de nosotros... No solo sucede en películas como "Cuando Harry conoció a Sally", la realidad es que acostumbrarse a una persona muchas veces deriva en sentimientos inesperados - lo que cambia las reglas del juego.

- Que la nuestra sea una amistad "encubierta": es usual "hacerse" el amigo a la amiga para estar cerca de esa persona y así conquistar su corazón - este artilugio lo usan tanto mujeres como hombres. En muchas circunstancias, da buen resultado, las parejas que primero tuvieron una relación de amistad suelen comenzar con una base sólida de conocimiento y de confianza. Pero no se trataría de una amistad sincera, y de alguna manera estaríamos engañando a la persona que confía en nosotros...

- Si permitimos que se inmiscuya el sexo en este tipo de relación, una de las dos partes probablemente quiera que la amistad cambie de categoría y se transforme en noviazgo... y cabe la posibilidad de que se suscite un problema (y el fin de la amistad) si no es correspondida.