Un médico unirá el país con un plan de bibliotecas solidarias

Ya recibió más de 50.000 libros en donaciones. Pero va por más: "Quiero llegar a los 100.000".

Por: Adriana Santagati

RUBEN SOSA. ES MEDICO PEDIATRA.

A fines de 2007, Rubén Sosa recibió un mail pidiendo ayuda para una escuela incendiada en el Sur. En ese momento, este pediatra de la ex Casa Cuna ni pensó que esas líneas serían el disparador de un proyecto que hoy ya cruza toda la Argentina: formar una "Cruz del Sur" de la educación, con bibliotecas populares y solidarias en los puntos más alejados de las fronteras.

Sosa, un médico con una larga trayectoria en el trabajo social, está a un paso de cumplir su objetivo. Ese que remite a la constelación insignia del continente americano y a la convicción, dice, "de que la educación es lo único que nos puede salvar". Desde que arrancó esta cruzada, Sosa logró juntar con donaciones más de 50.000 libros. "Y quiero llegar a los 100.000", sueña.

Los primeros ejemplares fueron a la biblioteca escolar de una comunidad wichi en Misión La Paz, en Salta, que Sosa impulsó en una de las barrileteadas solidarias que cada noviembre organiza frente al hospital Garrahan. Tres años después, llegó la carta del maestro de la escuela rural de Los Antiguos, en Santa Cruz, que contaba que un incendio los había dejado sin nada.

Ahí, Sosa tuvo su idea. "Ya había ayudado en una escuela del Norte y en otra del Sur. Tomé una regla, medí coordenadas y tracé una cruz marcando los puntos cardinales más extremos.

El del Oeste cayó en Calingasta, San Juan, y el del Este en Villa Paranacito, Entre Ríos", comenta el doctor. Unas 20 escuelas de Calingasta recibieron a fin del año pasado 25.000 libros para sus bibliotecas. Y Sosa está todavía buscando en el Delta entrerriano cuáles serán las destinatarias de los textos que está juntando ahora, como siempre, en su consultorio del hospital (ver Dónde...). "La Cruz del Sur es la constelación propia de nuestro hemisferio, los incas la usaban para distribuir su imperio.

Me protege, como cantaba Atahualpa. Y sólo nos va a proteger la educación", dice el médico, convencido de que está a sólo un paso de trazar la última línea.