La Plataforma Solidària supera las expectativas iniciales


REGIO 7. Uno de los puntos de recogida en la ciudad fue frente al hipermercado Caprabo. Otros puntos de recogida fueron Carrefour, las parroquias y los lugares de culto de otras religiones, escuelas y el Pabellón deportivo de baloncesto.

A pesar del éxito de las recogidas organizadas de alimentos la entidad alerta de que cada vez se atienden mas casos de personas necesitadas.



Poco imaginaban los miembros de la Plataforma Ciudadana de Solidaridad que un mes después de su creación la recogida de alimentos se mantuviera a un nivel tan alto.



En las dos últimas recogidas de alimentos, organizadas a las puertas del Carrefour y en el pabellón Nou Congost, coincidiendo con el partido contra el CB Granada, la entidad recaudó tal cantidad de alimentos que, como explica Pilar Izquierdo, coordinadora de la plataforma, «fue imposible contabilizar los alimentos».



En estos momentos, la plataforma dispone de muchos alimentos para poder estar unos días sin organizado ninguna otra recogida. Según Izquierdo, «es un pequeño descanso para los voluntarios, unos quince, que están haciendo mucho esfuerzo para recoger y distribuir los alimentos». No obstante, la coordinadora alerta de que cada vez atiende un número más elevado de personas y que es necesario que los manresanos continúen aportando su dosis solidaria.

Izquierdo explicó que un periodo especial de riesgo es el verano, ya que «los comedores de las escuelas, que son ahora la única alternativa para que algunos niños puedan alimentarse diariamente, estarán cerrados, y esto significará un aumento de la demanda de alimentos hacia la plataforma ». Además, desde la entidad se prevé la posibilidad de que con las vacaciones de verano, como hay menos gente en la ciudad, disminuya la recogida de alimentos.

Por otro lado, la plataforma sigue sin encontrar local donde almacenar los alimentos. Mientras la opción del local de la Joviat ha quedado descartada, la entidad trabaja conjuntamente con el consistorio manresano para encontrar un espacio para usar de almacén. Izquierdo agradece «el esfuerzo del Ayuntamiento» y confía en que pronto podrán disponer de uno.


(el de la cazadora tejana azul, detrás de la mesa, soy yo)