"El ego crea la percepción del tiempo"

Steve Taylor. Afirma que, si queremos que el tiempo transcurra más lentamente, tenemos que vivir experiencias nuevas.

GASPAR HERNÀNDEZ

--Cuando somos niños, es como si no existiese el tiempo.
--De niños, todas nuestras impresiones y percepciones son frescas y nuevas, pero a medida que nos hacemos mayores nos desconectamos de la realidad. Percibimos menos impresiones, y esa es una de las razones por las que el tiempo parece pasar más rápido. Hay una conexión entre la información que recibimos y el paso del tiempo.

--¿La solución es vivir experiencias nuevas?
--Es un camino para que el tiempo pase más despacio. Por ejemplo, irse al extranjero durante un tiempo en un entorno no familiar.

--¿Es necesario viajar?
--No necesariamente. Si queremos que el tiempo pase más despacio, podemos cultivar nuevas aficiones o conocer gente nueva. Lo ideal sería cambiar la forma de percibir el mundo para tener una percepción más fresca.

--O comer como si aquel alimento fuese único.
--Comer es una de las actividades que hacemos de forma automática. En cambio, si mientras comemos nos concentramos en el proceso de comer, no solo estamos meditando, sino que estamos haciendo el tiempo más lento. En mis clases les pido a mis alumnos que se fijen en la textura de lo que comen.

--Cuando lo pasamos bien, el tiempo pasa volando.
--El tiempo pasa muy rápidamente cuando estás en un estado que yo llamo de absorción, cuando te sientes absorbido por algo. Puede ser una conversación, una cena con amigos, viendo una película. En principio, no es negativo.

--¿Pero?
--Pero si te pasas demasiado tiempo o media vida en este estado de absorción, el tiempo, y por tanto tu vida, pueden pasar exageradamente rápido. Hay dos tipos de absorción: la activa y la pasiva.

--¿La activa?
--La activa se da cuando estás con amigos o cuando estás realizando una actividad creativa, como pintar.

--¿Y la pasiva?
--Se da cuando estás mirando la televisión, leyendo revistas o navegando por según qué páginas de internet.

--¿Por qué en la consulta del dentista pasa el tiempo tan lentamente?
--Hay muchos estudios que concluyen que el dolor, sentirse mal o la ansiedad hacen que tengamos la sensación de que el tiempo pasa lentamente. Por ejemplo, a las personas que tienen miedo a volar, los vuelos se les hacen eternos. Si sientes ansiedad, la situación no te absorbe y el tiempo transcurre lentamente.

--¿Cuál es la relación entre el paso del tiempo y el ego?
--El ego crea el tiempo y su percepción. No existe el tiempo fuera del ego. Los bebés, que no tienen ego, tampoco tienen percepción del tiempo.

--¿Se trata de vivir el presente?
--En cierto modo, sí. La mayoría de personas se pasan la vida escapando del momento presente. Pero, si lo que tú intentas, a través de la meditación o la atención plena, es enfocarte en el momento presente, entonces realmente estarás viviendo la vida.

--¿Y en caso contrario?
--Cuando percibimos la realidad con el pensamiento, tenemos una percepción de segunda mano. Pero si conseguimos la unión con nuestra mente sensitiva, tendremos una mayor percepción de la realidad. Nuestra mente está creando pensamientos continuamente, y cuando se calma tenemos una percepción más fresca, intensa y real. Y el tiempo pasa más lentamente.

--¿Una persona que viva 80 años ha vivido mucho o poco tiempo?
--Depende solo de ella. Si ha vivido siempre en la misma ciudad, ha tenido el mismo trabajo, ha visto mucho la televisión y ha viajado poquísimo, rara vez habrá experimentado la segunda ley del tiempo psicológico.

--¿Y?
--Si bien es posible afirmar que esta persona ha estado sobre la superficie del planeta mientras este describía 80 órbitas alrededor del sol, desde el punto de vista del tiempo psicológico, su vida ha sido breve. Alguien que viva menos años, si ha tenido muchas experiencias nuevas, ha viajado, ha visto poca televisión o ha meditado, en realidad ha vivido más años.

--¿Qué tiene en contra de la tele?
--Verla se parece a dormir, o a un anestésico. El tiempo desaparece. Entramos en estado similar a la hipnosis, que nos hace deslizarnos fuera del tiempo.

--Pero nos aporta información.
--Sí, pero esta información es de mala calidad. La televisión supone un goteo insignificante de información, en comparación con la riqueza de impresiones sensoriales que nos brinda el mundo fenoménico que nos rodea.