Cómo limpiar el teclado después de haber derramado sobre él algún líquido


Primero, sacude suavemente el teclado para quitarle cualquier exceso de líquido que tenga por encima.

Luego, déjalo al revés durante toda la noche, o preferiblemente 24 horas, para que escurra y se seque.

Estos dos pasos deberían solucionar el haber derramado agua, pero si la substancia es más pegajosa, como un refresco, trata de quitar las teclas con un destornillador plano.

Después, con bolitas de algodón húmedas, limpia las áreas pegajosas.